El ¡Sí, quiero! llega y nos llenamos de euforia, sobre excitación y no sé cuantas cosas más, ¿pero y ahora qué? Pues bien, es el momento ideal de darle forma a lo que será el gran evento de tu vida.

Vamos a decidir que tipo de boda queremos, para ello os contaremos unos cuantos detalles a tener en cuenta:

Si elegimos una Boda Religiosa tenemos que tener en cuenta las ideas religiosas tanto de ti como de tu pareja, si sois de familia católica u otra religión es obvio que la familia hará más presión en la decisión, pero como siempre os aconsejo, tenéis que pensar que preferís vosotros e ir a por ellos

Antiguamente se veía más diferencia entre unas y otras, por el lugar en el que se realizaba, ya que según que tipo de iglesias o templos causaban una impresión espectacular, pero hoy en día hay sitios tan increíbles que no tienen mucho que envidiar.

Si que es verdad, que hay una gran ventaja en la boda religiosa, todo el tema de hacer la boda por el juzgado nos lo ahorramos ya que la boda religiosa tiene validez civil, aunque nos encontramos con el inconveniente que la organización de este tipo de ceremonias es más complicada, puesto que tenemos que hacer coincidir la disponibilidad de la Iglesia o templo junto con el lugar de celebración.

Otro punto importante son los cursillos prematrimoniales, que en la católica se deben hacer, y se suele hacer unas semanas antes de la boda y sobre todo que nos tenemos que regir en un “guion” medio establecido, y no podremos hacer que nuestra imaginación vuele y se salga de esos parámetros para hacerla más personal y a vuestro
gusto.

Enumeremos los documentos a aportar para realizar una Boda Religiosa:

°  Los documentos nacionales de identidad.
°  Certificado de nacimiento, que se solicita en el registro civil de donde hayáis nacido.
°  Certificado de Partida bautismo, se solicita en la Iglesia donde se ha sido bautizado.
°  Certificado de estado civil, que se puede solicitar en el registro civil, pero muchos sacerdotes prescinden de este                     documento si no lo consideran necesario.
°  Dispensa, en el caso que existan impedimentos previstos por el Derecho Canónico como por ejemplo para aquellas                personas que procesen cultos distintos.
°  Realizar el cursillo prematrimonial

Todos estos documentos se entregarán en la parroquia donde se quiere celebrar la boda, con una antelación de unos 3 meses.

Una vez que se haya celebrado el matrimonio, se os entregará la comunicación de matrimonio contraído que tendréis que llevar al Registro Civil para obtener el Libro de Familia, y una copia sellada se devolverá a la Parroquia donde habéis celebrado el enlace.

Hablemos ahora de las Bodas Civiles. Hoy en día ha aumentado la demanda de la celebración de bodas civiles, tiene muchas ventajas y de las más relevantes, es el hecho de que no es solo necesario hacer el enlace en el juzgado, también se puede elegir el lugar y que todo se pueda realizar en un mismo espacio, con lo cual el ahorrarse el desplazamiento e inconvenientes para la asistencia de los invitados a la ceremonia y banquete es bastante gratificante. La mayoría de los hoteles, restaurantes, masías y lugares de celebración facilitan este espacio para poder ofrecer este servicio.

Para realizar este acto y que tenga validez legal en principio tendrán la competencia para ello el Juez del registro civil, el alcalde del municipio donde se realice la boda o en su defecto el concejal asignado para este tipo de actos. Pero si es complicado que en el lugar que elijáis hacer la ceremonia contar con ello, siempre podréis hacer la firma de documentos en el juzgado y más tarde hacer la boda simbólica. Es aquí donde puedes soltar tu imaginación y volar, casarse en la playa, en un barco, encima de una montaña o incluso las bodas elopement que están tan de moda ahora.

Ahora bien, ¿que trámites son los necesarios para poder realizar la boda civil?, aquí te los enumeramos:

° Solicitud de matrimonio, que se solicita en el Registro Civil.
° Fotocopia de DNI, o si procede, pasaporte o tarjeta de residencia y libro de familia en caso de tener hijos comunes
° Presentar el certificado literal de nacimiento actualizado de cada uno de vosotros (esto lo tenéis que solicitar en el                 registro civil donde nacisteis)
° Certificado de empadronamiento con fecha de emisión inferior a tres meses, en el caso de haber residido en el                       extranjero, se solicitaría el certificado del Consulado. Si has estado empadronado en diferentes municipios,                             entonces tendréis que pedir el histórico de empadronamiento.
° Para españoles: En caso de divorcio o anulados, el certificado de matrimonio anterior, para viudos, tanto el certificado de     matrimonio anterior como el de defunción del cónyuge fallecido.
° Para extranjeros: Deben aportar el certificado de nacimiento, certificado de soltería y permiso de residencia o pasaporte. Las sentencias de divorcio dictadas fuera de España necesitan la convalidación de las mismas. Todo aquello que esté en lengua extranjera deber acompañada por una traducción realizada por
traductor jurídico.

Tened en cuenta que toda la documentación ha de ser entregada en el registro civil ya sea presencialmente o por correo, aunque por lo general no es necesario que vayan las personas interesadas, cualquier persona puede presentarla, aunque os aconsejo que preguntéis previamente en vuestro correspondiente Registro Civil.

En general todas las Bodas, dependiendo del lugar donde se celebre, pueden ser completamente diferentes ya sea en su organización y desarrollo. Podemos realizar bodas interiores, bodas que sean muy protocolarias y formales o incluso todo lo contrario y tirar ¡la casa por la ventana!

La boda es una celebración que solo vosotros tenéis la potestad de elegir como realmente queréis hacerla, pero tened en cuenta que si
elegís bodas con festejo tipo ritual o una boda con un tema que os inventéis no tendrán la legalidad en la unión. Ejemplos de este tipo de
bodas: Bodas con rito balinés, o de arena, hindú etc… no son reconocidas a efectos legales aquí en España, por lo cual no tienen la validez como boda civil, aunque siempre podréis hacerla legal previamente en el juzgado y luego ¡hacer el rito que más os guste!.

A %d blogueros les gusta esto: